Memoria del Perú. Fotografías 1890-1950

Para una sociedad como la peruana de fines del siglo XIX, fragmentada geográfica y culturalmente, la imagen fotográfica fue una herramienta esencial en la construcción de una idea de lo nacional. Gracias a estas imágenes –y a otras muchas como ellas–, el Perú, tal como hoy lo conocemos, comenzó a surgir ante sí mismo como una realidad aprehensible. Las maravillas naturales de su territorio, los grandes monumentos de su pasado precolombino y las costumbres ancestrales se entretejen con las aspiraciones modernizadoras, el avance de la economía capitalista y los conflictos sociales de una sociedad nacional en formación.

Memoria del Perú. Fotografías 1890-1950 nos permite revivir algo de ese proceso de construcción y valorar el talento de maestros del lente como Max T. Vargas, Martín Chambi, Carlos y Miguel Vargas, Juan Manuel Figueroa Aznar, Sebastián Rodríguez, para mencionar tan solo a algunos de los más conspicuos en esta selección.


Almudín, San Luis Beltrán 1, 46003 – València

San Luis Beltrán 1, 46003 – València

El Almudín se convertirá durante unos meses en el Pabellón de las Naciones, una gran exposición fotográfica que ofrece una visión de la experiencia humana universal. Sus particularidades y semejanzas entre distintos países y culturas. Retratos, paisajes, costumbres, etc nos muestran la diversidad del ser humano.

El Almudín se construyó sobre el alcázar musulmán a principios del siglo XIV como lugar de almacenaje y venta de trigo. En origen tendría unas dimensiones más reducidas y se fue ampliando a lo largo de los siglos XV y XVI. El primitivo edificio tendría un patio central a cielo abierto y fue a principios del siglo XVII cuando se incorporó la cubierta, dándole la imagen de planta basilical que tiene en la actualidad.

El interior está decorado con pinturas murales al temple-cola de carácter popular alusivas a la entrada de trigo en la ciudad -históricamente una de las mayores preocupaciones de sus gobernantes-, así como representaciones de los santos patrones de los gremios que operaban en el comercio del grano.

Fue declarado monumento nacional en 1969.

Scroll al inicio